Asistencia en "pick and roll"

No todo está perdido

Con motivo de la celebración en Segovia la pasada semana de varias fases de clasificación para el ascenso en las categorías cadete y juvenil de baloncesto, en las que pudimos ver cómo nuestros equipos NO lograban los objetivos propuestos al inicio de temporada y sufrían sendas derrotas tremendamente dramáticas por una canasta en el último segundo y una aplicación rígida del Reglamento de Competición, retomábamos en la sección Ser Deportivos la necesidad de buscar, más que nunca, el apoyo de los padres y madres de estos jóvenes deportistas para reorientar nuevamente sus energías y pensamientos hacia nuevos objetivos.

El principio de especialización nos propone que la efectividad y eficacia en la consecución de metas se obtiene cuando cada agente desarrolla estrictamente aquello que mejor sabe hacer. En el caso de los entrenadores y deportistas tenemos claras sus funciones: enseñar y aprender el deporte, pero ¿y en el caso de los padres? con seguridad, después de estos partidos muchos se encontraron ante el abismo de ver a un hijo, hasta el momento motivado e implicado con el equipo completamente desmotivado y en algún caso planteándose si tanto esfuerzo mereció la pena, y con  seguridad muchos de estos padres y madres tenían el firme interés de apoyar a su hijo en la recuperación, y digo bien, recuperación, de la motivación para continuar entrenando y compitiendo.

Indudablemente el trabajo de los buenos psicólogos y psicólogas que ahora el IMD pone a disposición de los clubes será crucial para orientar adecuadamente a estas familias y proponer medidas efectivas para ejercer como un verdadero apoyo de estos deportistas, pero en un primer momento, se pueden hacer las siguientes recomendaciones:

- Ubicar la experiencia de la derrota en el tiempo. La formación de un deportista es un proceso de muchos años, en el que se deben dar experiencias de victorias y experiencias de derrotas, ilusiones y desilusiones y todas ellas forman parte de una carrera que es mucho más que una temporada. Se puede rememorar éxitos pasados, e incluso éxitos en la presente temporada y orientar al deportista hacia aquellos aspectos que le resultan ilusionantes, asumiendo esta derrota como una experiencia de aprendizaje más

- Entender que existe una desilusión. Es necesario entender que había mucho trabajo e ilusiones depositadas en la competición perdida, y que por tanto es ´lógico que el deportista se muestre desilusionado durante un tiempo. Cada uno expresamos de un modo diferente nuestras emociones: algunos lo harán con enfado, otros llorando...es importante asumir que estas expresiones emocionales forman parte de la "digestión" de la derrota, pero que deben limitarse en el tiempo y finalizar con la propuesta de nuevas metas y objetivos

- El deportista es mucho más que un deportista. Parece obvio, pero es responsabilidad de los padres y madres hacer ver que la valía personal NO está ligada a la victoria o la derrota en el deporte. El menor es un deportista, si, pero también es estudiante, amigo, hijo, hermano...y todas estas áreas deben ser reforzadas con el mensaje de valía personal por encima de la derrota deportiva.

- Dejar que el entrenador haga su labor con libertad. Es el entrenador, y no la familia, quien tiene que asumir la responsabilidad de explicar la derrota y devolver la percepción de control a los jugadores, algo que es fundamental en esta situación. Si la derrota se produjo por errores en la defensa o el ataque, y por qué errores fue, es un trabajo que el cuerpo técnico tiene que llevar a cabo y en el que las familias no deben inmiscuirse. Igualmente la propuesta de nuevos objetivos para la temporada es una responsabilidad suya. Los padres y madres deben confiar en que el entrenador hará su trabajo y lo hará bien

Con estas recomendaciones bien aplicadas y un poco de tiempo, con seguridad los jugadores retomarán el trabajo y la motivación por el deporte, y esta mala experiencia hoy se convertirá en una experiencia más de un proceso de aprendizaje en el que seguro, se llevarán también muchas nuevas satisfacciones.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: